lunes, 6 de febrero de 2017

Manual sobre el uso de las máquinas de tratamientos fitosanitarios



Documento Adjunto : acceso al documento completo


Número de páginas : 54 págs.;15 x 21 cms.
Colección : Agricultura. Serie Mecanización

domingo, 1 de enero de 2017

Epoc

Infografía sobre las principales causas de la EPOC #Infográfico:

lunes, 26 de diciembre de 2016

Incapacidad permanente por 'alergia al wi-fi'

Concedida la incapacidad permanente por 'alergia al wi-fi'

La sentencia se basa en un informe pericial de un experto del Hospital de Guadalajara
 
26 Diciembre 2016
 
El Tribunal Superior de Justicia de Madrid ha concedido la incapacidad permanente por síndrome de hipersensibilidad electromagnética a un ingeniero de telecomunicaciones que trabajaba para una compañía de telefonía móvil basándose en el informe de un experto del Hospital de Guadalajara.
Se trata de la primera vez que se otorga la incapacidad permanente únicamente por esta razón, que obliga a reducir al máximo la exposición de quien padece la famosa 'alergia al wi-fi' a la contaminación electromagnética.

La sentencia se produce tras el rechazo del Instituto Nacional de la Seguridad Social a conceder la incapacidad porque, según el médico evaluador, “no es posible establecer limitaciones funcionales definitivas para el síndrome de electrosensibilidad y síndrome de sensibilidad química múltiple a tenor de la información científica consensuada”.

El trabajador recurrió dicha sentencia, recurriendo a un informe pericial de un experto del Hospital de Guadalajara que señala que “en presencia de esta exposición a campos electromagnéticos., como la que se encuentra en su lugar de trabajo, aparecen en el paciente síntomas de hipersensibilidad […] que mejoran al alejarse de su exposición”.

Sobre esta base, el juzgado ha estimado que “queda razonablemente acreditada la incapacidad permanente total del demandante para su profesión habitual de ingeniero de telecomunicaciones a causa del síndrome de sensibilidad química que padece o hipersensibilidad electromagnética”.
Fuente: Redacción Médica y Prevención Integral.

sábado, 12 de noviembre de 2016

El mercurio dental

A veces no encontramos explicación a ciertas afecciones que padecemos. 

 

Qué tal si relacionamos las aleaciones dentales con ciertos procesos neurologicos que podrían dar una explicación más completa a la sensibilidad electromagnética, por ejemplo. 

 

En individuos sensibles los empastes dentales con aleación de mercurio o plata pudieran estar haciendo de conductores y potenciadores de esa sensibilidad que repercute en la vida diaria del paciente en muy diversos síntomas. 


Es interesante ver este enlace:

 

 

Grupos ecologistas piden a los europarlamentarios que eliminen el mercurio dental

En la Unión Europea, el mercurio dental es la segunda fuente de contaminación por mercurio después de la industria del cloro sosa.

miércoles, 10 de febrero de 2016

Ruido y enfermedades coronarias

La pérdida de audición debida a la exposición al ruido está asociada a la enfermedad coronaria

10 Febrero 2016
Según un estudio publicdo en el British Medical Journal
El estudio incluyó a 5223 participantes de entre 20-69 años a los que se realizó una entre 1999 y 2004 . La pérdida auditiva bilateral se definió como una pérdida media superior a 25 decibelios para las frecuecias 3, 4 y 6 kHz (frecuencias medias) en ambos oídos.  La presencia de enfermedad coronaria se definió como la diagnosticada por  médicos u otros profesionales de la salud.
En comparación con las personas con audición normal, los participantes con pérdida auditiva bilateral eran más propensos a tener enfermedad coronaria (OR 1,91; IC del 95%: 1,28 a 2,85) tras ajustar por diversas covariables. Esta asociación fue especialmente fuerte para los trabajadores actualmente empleados que estuvieron expuestos laboralmente a ruido elevado (OR 4,23; IC del 95%: 1,32 a 13,55). Para este subgrupo, no hubo asociación significativa de las enfermedades del corazón con la pérdida de la audición unilateral, y la pérdida auditiva unilateral o bilateral a bajas frecuencias. Por otra parte, no hubo asociación significativa de CHD con cualquier tipo de pérdida de audición para los participantes que no estuvieron expuestos a ruido elevado. La estratificación por edad para los participantes expuestos a ruidos fuertes mostró que la asociación observada fue particularmente fuerte para los que tenían menos de 50 años de edad, tenían menos formación y los fumadores.
Los autores concluyen que sobre la base de un indicador objetivo para la exposición crónica personal a ruidos elevados, se confirma que la exposición a ruido elevado en el trabajo se asocia con la presencia de enfermedad coronaria.
Fuente: British Medical Journal